Tag Archives: Web 2.0

Winter is coming

Winter is comingSin haberlo planeado, han pasado dos meses desde la última vez que publiqué algo por aquí. Y, ¿sabéis qué? La rutina no es algo necesariamente tedioso a largo plazo. Si te gusta, te atrapa. Te levantas a la misma hora, vas a trabajar a la oficina y, cuando sales, tienes (en el ideal de los casos) tiempo para dedicarte a lo que te dé la gana. Salvo excepciones, el trabajo se  concentra en ocho horas al día, cinco días a la semana. Casa y trabajo no están aunados: el correo y las preocupaciones de última hora se quedan enclaustrados en esas cuatro paredes.  Tienes la seguridad de un sueldo a final de mes, aunque gran parte de él se destine a pagar el alquiler y otras facturas. Y, mes a mes, vuelta a empezar el mismo ciclo.

No es el típico punto de vista al que cientos de traductores autónomos están acostumbrados a vivir y a relatar por estos lares. He tenido la suerte de seguir la misma rutina durante estos últimos meses sin rozar, ni de lejos, lo tedioso. De hecho, me atrevería a decir que es lo más cómodo del mundo. He trabajado en distintos proyectos y aprendido muchísimo en cada uno de ellos, con un ambiente de trabajo insuperable y compañeros que me han permitido bombardearles a dudas día sí y día también. Durante este tiempo, he descubierto y profundizado en una línea de trabajo que ni me habría planteado año atrás.  Lo que comenzó siendo un curso de formación ha sido el punto de inflexión ideal para especializarme en algo que me apasiona.

Al mismo tiempo, me he ido despegando poco a poco de la traducción en las redes sociales. Empecé el blog bajo la premisa de relatar mi propia experiencia, pero lo cierto es que parte de mí se veía obligada a cumplir con ciertas expectativas. En concreto, transmitir información que resultara útil para un público. La verdad, no era más que una traba a la hora de escribir. Ese tipo de exigencias me hicieron replantearme este espacio como algo personal a la vez que profesional. Escribir sobre uno mismo no es fácil, pero seguiré trabajando en ello.
Por otra parte, Twitter repetía un eco de las mismas noticias sobre el mismo tema a todas horas del día. Sobrecarga de información, supongo. Dicen que los traductores son compañeros ideales en partidas de Trivial, por aquello de estar acostumbrados a absorber información como esponjas. Sin querer, había aparcado mis intereses personales y aficiones.  Aprovechando la comodidad de la rutina, retomé poco a poco la lectura, la fotografía, el ejercicio y el ocio. He descubierto el significado de runner’s high, me he pasado horas leyendo opiniones sobre distintos tipos de fotografía analógica y he vuelto a encender el Kindle después de meses (solo para descubrir que tenía que cargarlo).

Es importante, a la par que difícil, mantener un balance: quieres dedicar tiempo a tu profesión para demostrar tu valía y estar siempre al pie del cañón (sin contar el atractivo económico, claro); por otro lado, no puedes dedicarle 24 horas sin perder el lado humano. Y, precisamente, es el lado del que muchos traductores pueden beneficiarse a la hora de elegir un camino u otro, profesionalmente.

Me gustaría poder decir que mi rutina es una de la que puedo disfrutar todo el año, pero no es así. Se acaba el año y, con él, los proyectos. Winter is coming. Mentiría si no dijera que siento cierta incertidumbre por lo que está por venir en los próximos meses, aunque, por otro lado, también hay cierta curiosidad que quiero satisfacer.

Replace fear of the unknown with curiosity

¡Feliz entrada del año a todos!

Web 2.0 para traductores-intérpretes: redes sociales

Esta semana, Cristina Aroutiounova de El Placer de Traducir publicó una entrada bastante informativa sobre redes sociales para traductores. En ella, explica la necesidad de sacar partido de determinadas redes sociales en nuestra profesión, haciendo especial hincapié en la necesidad de cuidar nuestra reputación y establecer relaciones cercanas con el cliente. En la serie de entradas sobre Web 2.0 para traductores e intérpretes que he estado redactando a lo largo de estas últimas dos semanas, tenía intención de hablar sobre este mismo tema. Así que, tomando la entrada anterior como punto de partida, voy a enumerar algunas de las redes sociales por y para traductores que he descubierto hasta ahora.

LinkedIn

Comienzo con LinkedIn como la red social profesional por excelencia. Con más de 135 millones de usuarios (y contando) procedentes de todo el mundo, es una herramienta que difícilmente podemos ignorar para establecer contactos y generar negocio. Además de ser un sitio donde mantener nuestro currículum actualizado, conviene echar un vistazo a todas sus prestaciones: por ejemplo, podemos crear un currículum dinámico añadiendo secciones relevantes a nuestra actividad (integración con nuestro blog de WordPress o cuenta de Twitter, inclusión de portfolio creativo, etc.) y, de cara a la búsqueda de empleo, pedir recomendaciones de compañeros de trabajo o clientes con los que ya hemos trabajado.

Por otra parte, también puedes estar al día con empresas relacionadas del sector “siguiendo” su perfil profesional, que, por norma general, suele incluir información de la misma, así como informes de su actividad dentro y fuera de LinkedIn.

A nivel personal, podemos incrementar nuestra visibilidad, acceder a información sobre posibilidades de empleo y demostrar nuestros conocimientos participando en grupos relacionados con nuestro sector. Los grupos pueden ser públicos o privados; en cualquier caso, la validación de usuario no suele tomar mucho tiempo. Algunos ejemplos de grupos interesantes para traductores podrían ser (sin importar el orden): Freelance Translators-Interpreters network, Genera-Traducción [es], Language Jobs, Trad Online, Professional Translators and Interpreters (ProZ.com), y un largo etcétera. Estos son grupos bastante generales; no obstante, basta con echar un vistazo al Directorio de grupos para encontrar grupos afines a cualquier temática, general o específica.

ProZ

Comenzamos con redes sociales profesionales exclusivas al mundo de la traducción e interpretación.  Como ya muchos sabrán, ProZ es uno de los gigantes en este campo. Fundada en 1999, es la comunidad más grande de traductores e intérpretes en línea, con más de 500 000 usuarios registrados a día de hoy. Al registrarnos, no sólo podremos elaborar un perfil bastante completo (incluyendo tarifas, servicios, combinaciones lingüísticas, especialidades, etc.), sino que también tendremos acceso a una amplia gama de recursos en la comunidad de miembros. Asimismo, tendremos acceso a oportunidades de trabajo y a páginas de evaluación de clientes/proveedores registrados. Si bien es cierto que muchas de estas ofertas están condicionadas a tener o no una suscripción profesional (€114 al año), no deja de ser una interesante oportunidad para establecer nuestros primeros contactos en el mundo laboral.

Como último apunte, si sois nuevos a esta red social, ProZ ha elaborado una completa guía de uso para sacarle el máximo partido posible a nuestra cuenta.

TranslatorsCafé

Seguido de ProZ, llegamos a TranslatorsCafé. Aunque su funcionamiento y prestaciones guarden similitudes con el primero, merece la pena estar registrado. Una vez más, podremos elaborar nuestro perfil profesional como traductores-intérpretes para presentarlo a posibles ofertas de trabajo de las agencias o empresas registradas. Igualmente, podremos guardar de forma segura datos sobre trabajos ya realizados con determinadas agencias, comentarios sobre pruebas de traducción, etc. Otras secciones que merecen ser destacadas son TermsCafé, un amplio glosario en una gran variedad de idiomas. y estadísticas de tarifas de traducción.

Al igual que ProZ, los usuarios pueden optar por una suscripción profesional que habilita el acceso a otras prestaciones (herramientas de creación de sitios web, Salón de la Fama y Deshonor, etc.)

Traditori

Por último, pero no menos importante, está Traditori. Traditori es una red social en español para todas aquellas personas relacionadas con el mundo de la traducción e interpretación. Una vez registrados, podremos elaborar nuestro perfil profesional y tener acceso a grupos de distinta temática donde compartir información con otros usuarios registrados. Cabe destacar la sección Biblioteca, una base de datos por y para usuarios con un amplio catálogo de recursos útiles (diccionarios, bases de datos, enlances…).

Por último, merece mención especial la Revista Traditori, una joven iniciativa impulsada por un amplio abanico de profesionales de la traducción. Con esta publicación de carácter bimestral, buscan poner en conocimiento detalles de la actividad profesional del traductor que, en la mayoría de los casos, son ignorados en su etapa de formación. Se trata, en resumidas cuentas, de lectura obligatoria para todos los traductores-intérpretes noveles.


Y vosotros, ¿en qué redes sociales estáis registrados? ¿Añadiríais alguna a la lista?

Web 2.0 para traductores-intérpretes: Getting Things Done (II)

Llegados a este punto, David Allen menciona en numerosas ocasiones la llamada «regla de los dos minutos»: si puedes hacer una tarea en menos de dos minutos, hazla ahora mismo. Sí, hemos llegamos al quid de la cuestión. Ahora, ¿qué? Ahora toca lo más difícil: organizarse.

Todas las herramientas puramente GTD poseen una estructura similar: en general, podrían definirse como sistemas de gestión de tareas. Por ejemplo, a la hora de abarcar un gran proyecto, podemos definirlo en una serie de mini-tareas que podemos ir tachando de la lista fácilmente. De este modo, logramos dos cosas: uno, quitarnos tareas de la cabeza; y, segundo y más importante: realmente hacerlas. Por supuesto, este es sólo un ejemplo de muchos otros a los que podemos aplicarlo.

Sin más rodeos, paso a enumerar las herramientas.


2) Organización

Remember The Milk

Este servicio con nombre tan simpático es probablemente uno de los pioneros en el entorno GTD. Actualmente, es una de las herramientas GTD más completas, incluyendo listas de tareas, proyectos, etiquetado, recordatorios, notas, ubicación, etc. Para el usuario novel, probablemente requiera algún tiempo de adaptación para sacarle partido al máximo. De hecho, desde la propia página afirman que dedicándole un tiempo aproximado de 30-40 minutos podrás tener configurado un completo sistema GTD a tu medida.

Otro punto importante a favor es su cobertura en una amplia variedad de plataformas.

Wunderlist

Si, por el contrario, preferimos una interfaz directa y fácil de usar, tenemos Wunderlist como una buena alternativa. Su funcionamiento es simple: ingresar tareas bajo listas de proyectos (o simplemente en la bandeja de entrada) y tacharlas cuando estén completadas. Podemos también personalizar nuestras tareas con notas, asignar fechas y compartir listas de tareas. Incluso, si preferís algo más manual, podéis imprimirlas.

Igualmente, se encuentra disponible en varias plataformas, con lo que podremos sincronizar nuestras tareas independientemente del dispositivo que estemos usando.

Workflowy

¿Algo más sencillo, todavía? Workflowy. El enfoque de Workflowy es 100% minimalista, imitando en cierto modo a un bloc de notas online, pero siempre enfocado a GTD. Se distingue de los demás por su interfaz sencilla y sin complicaciones. Para aquellos asiduos a Twitter, el formateo de tareas se realiza de forma similar, mediante hashtags (#). Por ejemplo, si quieren asignar una tarea al día de hoy, bastará con escribir «#today».

Aun siendo un proyecto muy nuevo, merece la pena echarle un vistazo. No obstante, uno de sus principales inconvenientes es su falta de portabilidad a otras plataformas.


3) Salida

Se acabó: ¡a trabajar!

Un último apunte: si a algún lector le ha picado el gusanillo del método GTD, recomiendo encarecidamente la lectura de ThinkWasabi, el blog de Berto Pena, todo un experto en la materia.

Eso es todo, por ahora. ¿Habéis utilizado alguna vez este tipo de herramientas?

Web 2.0 para traductores-intérpretes: página profesional

A estas alturas, no son pocos los que conocen e integran en su trabajo herramientas web 2.0. Por si hay algún despistado en la sala, me refiero a herramientas y aplicaciones web que promueven, sobre todo, la difusión de información, interoperabilidad y diseño centrado en el usuario. Al principio, cuando me propuse ponerme al día en el mundo de la traducción bajo mi propia tutela, no me esperaba tal sobrecarga de información: blogs, redes sociales, publicaciones varias, listas de correo… Por tanto, resultaba esencial clasificar esta información para asimilarla de la mejor manera posible.

Son muchas las páginas webs que ya se han dedicado, en mayor o menor medida, a la recopilación de recursos para el traductor (vademécums, glosarios, diccionarios, herramientas TAO, etc.). No obstante, con esta serie de entradas, mi intención es listar herramientas y aplicaciones web varias con el fin de mejorar la productividad de las tareas en red, estén o no relacionadas directamente con el flujo de trabajo.

Página profesional

Destinado a todos aquellos traductores/intérpretes que deseen contar con su propia carta de presentación online. Las secciones típicas que podemos encontrar en este tipo de páginas incluyen visualización del CV, perfil personal, descripción de los servicios e información de contacto. También puede usarse como «página de presentación», con el fin de redirigir a los visitantes a nuestra actividad en diversos espacios o redes sociales.

Continue Reading →