Sobre la autora

Ana Fuentes

Empecemos por el principio: soy Ana Fuentes, licenciada en Filología Inglesa por la Universidad de Cádiz. En mis últimos años de carrera lamenté, en parte, no haber podido cursar estudios de Traducción e Interpretación. Este sentimiento me impulsó a cursar el máster universitario en Comunicación Internacional, Traducción e Interpretación de la Universidad Pablo de Olavide. Mi preferencia por este máster sobre otros de traducción radicaba, básicamente, en su carácter eminentemente profesional.

Supongo que, como muchos, mi interés por la traducción viene de tiempo atrás y de forma casi inconsciente. Mis aficiones han sido muchas y variadas, pero, de alguna forma, siempre han concurrido en los idiomas; y, de ahí, a la motivación por traducir. Por ejemplo, mi afición por la cultura japonesa a los 16 años me llevó a colaborar con fansubs. Esto acabó desembocando en el manejo de programas de subtitulado (Subtitle Workshop y Aegisub) y a descubrir conceptos como «timing», «type-setting» o «encoding».

De vuelta al presente, puedo afirmar que uno de mis campos preferidos de la traducción es la localización (páginas web, software y videojuegos), seguido de cerca por la traducción audiovisual (subtitulación y traducción para el doblaje). Lo que en principio se presentó como una oportunidad para convalidar las prácticas obligatorias del máster acabó por definir uno de mis campos de especialización actual: la localización y el testeo de videojuegos. Gracias al EA Campus, pude dar mis primeros pasos en la industria de videojuegos como tester de localización en plantilla.

Así pues, con No disparen al traductor (una suerte de juego de palabras de la expresión idiomática inglesa «don’t shoot the messenger») mi intención no es solo tener un lugar donde darme a conocer como traductora, sino también donde plasmar mis impresiones del mundo de la Traducción e Interpretación. Sobre todo, mi objetivo es arrojar un poco de luz en todo lo relacionado a la localización de videojuegos, un campo relativamente desconocido en las aulas universitarias.